Café. Siempre, café.

Lo mejor es que vayas haciéndote a la idea lo antes posible. Es la manera de convertir un problema en un  descubrimiento. No existe el café con leche, ni el café cortado ni casi ni tan siquiera un café. Existen, claro, pero no es lo que se bebe allí.

En Grecia beben tantos cafés como nosotros, siempre se toma café, pero es un café distinto. El café es un ritual desde el principio, desde que te lo empiezan a hacer hasta que, mucho tiempo después, te lo has terminado.

En muchos casos, se prepara en coctelera. En el momento que descubras esto empezarás a disfrutar de esta sana costumbre que dicen que está detrás de la longevidad de récord de los habitantes de Ikaria. En realidad ellos también toman el café griego (como el turco) ese líquido oscuro, fuerte, casi siempre extraño para nosotros, como los antiguos sin filtrar.

Pero a lo que te vas a acostumbrar enseguida es a hacer del café una experiencia, frappé o espresso, pero siempre con hielo, en vaso largo, con crema si has pedido leche, con pajita, acompañado de un vaso de agua y sobre todo, con tranquilidad.

Nadie se toma un café de un trago, ni siquiera en diez minutos.

Para tomar café te sientas, sin prisa, no es otra cosa que una invitación a la conversación. Y lo vas a hacer varias veces al día.

Anuncios

Un comentario en “Café. Siempre, café.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s